BLOG PROMOCIONAL

¡28 DE ENERO, ANIVERSARIO 165 DEL NATALICIO DE JOSÉ MARTÍ!

Por: José Martín Suárez

(Tomado de Memorias Avileñas)

A Guatemala llegó José Martí para cumplir con su deber de Maestro. En un poema dio vida al sueño de una joven guatemalteca, de familia prominente, cinco años más joven que él, que le había amado sin esperanza. Quienes conocieron a María García Granados que era su nombre, han expresado que era “alta, esbelta y airosa: su cabello negro como el ébano, abundante, crespo y suave como la seda; su rostro, sin ser soberanamente bello, era dulce y simpático; sus ojos profundamente negros y melancólicos, velados por pestañas largas, revelaban una exquisita sensibilidad. Su voz era apacible y armoniosa, y sus maneras tan afables, que no era posible tratarla sin amarla. Tocaba el piano admirablemente, y cuando su mano resbalaba con cierto abandono por el teclado, sabía sacar de él notas que parecían salir de su alma y pasaban a impresionar el alma de sus oyentes.”
Quiero a la sombra de un ala,
Contar este cuento en flor:
La niña de Guatemala,
la que se murió de amor.”
Así escribió el poeta, cuando recrea la temprana muerte de la joven.
¡Honor y gloria al Maestro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *