COMITÉ PROVINCIAL DE LA UNEAC

Carmen Hernández Peña

Carmen Bárbara Hernández Peña (Ciego de Ávila, 1953)*

Teléfono: 20-1709
email: omisainde16@gmail.com

1

Nació bajo el signo de Leo, en el horóscopo occidental y bajo el de la Serpiente, en el chino. Escritora. Licenciada en Lenguas y Literatura Hispánicas en la especialidad de Estudios Cubanos (Escuela de Letras y Arte de la Universidad de La Habana). En el cumplimiento de su servicio social laboró en la Emisora Radio Caribe (Isla de la Juventud) como escritora y directora de programas radiales. Obtuvo premios y menciones en Festivales de la Radio y la Televisión, y en el Premio Caracol de la UNEAC en su primera edición.

A partir de 1984 comienza a trabajar en la Universidad de Ciego de Ávila, departamento de Extensión Universitaria. Allí se desempeñó como profesora de Cultura Cubana, Elementos de Composición Cinematográfica, Literatura, Arte Cubanos y un largo etcétera.

En 1986, auxiliada por un grupo de colaboradores, comenzó a publicar la revista Fidelia, como portavoz, no solamente del Taller Literario de la otrora ISACA sino también del movimiento literario avileño y del centro del país. En l990 comienza a publicar lo que se dio en llamar ediciones alternativas de Fidelia y poesía graficada. La revista y estas ediciones se mantuvieron por diez años, hasta el año 1996.

Ha publicado Tiempo de máquina (poesía, Ediciones Fidelia, 1991), Rituales del viajero (poesía, Ed. Ávila y Sed de Belleza, 1995, 1997 y 2002; esta última en edición corregida y aumentada), Canción del oscuro (teatro, Editorial Oriente, 1998), Póster del Premio Poesía de Amor de la edición del concurso de 1992 titulado “I am singing in the rain”, Antología Concurso Internacional de cuento Fernando González (Medellín, Colombia, 1997), Las llaves del péndulo (ensayo, premio Eliseo Diego 1997, Ed. Ávila 2000 y Editorial Globo, España, 2001), Zumba la curiganga (novela, Ediciones Unión, 2003), Farola y otros ahorcados (cuento, Ed. Ávila, 2005), El sueco de Leticia (teatro, Ediciones Ávila, 2006), La balada de John y yo (poesía, Ed. Vigía, 2006), El libro de los oficios (poesía, Ed. Matanzas, 2007), Velo de maya (poesía, Ed. Vigía, 2007), Escuerzos (poesía, Ed. Hermanos Loynaz, 2009), Un libro de sombras (Eds. Ávila, 2010) y en las antologías: Mágica Isla (poesía, Nueva Gerona, 1986), Anuario de la Poesía Cubana (1986), Poesía de amor (poesía, Concurso Varadero 1986, 2005 y 2007), Sobre el mantel de gala (poesía, Ediciones Ávila, 1995), Brasil y Cuba (homenaje al treinta aniversario de la caída en combate del comandante Ernesto Guevara, poesía, San Salvador de Bahía, 1997), Mujer adentro (poesía, Ed. Oriente, 2000), Los caminos de Eva (cuento, Ediciones Plaza Mayor, Puerto Rico, 2002), Ángeles en llamas (antología crítica, Casa del escritor en Perú en colaboración con las universidades de América y Los Estados Unidos, 2005), Sagrada madera (poesía, Ed. Vigía, 2006), Cuarto creciente (poesía, Ed. Ávila, 2007), Escribas en el estadio y Aedas en el estadio (cuento y poesía, respectivamente, Ed. Unicornio, 2007 y 2008) y Espacios en la Isla (cuento, Ed. Letras Cubanas, 2009).

Aparece también en las revista Norte (del frente de Afirmación Hispanista, México DF), Alforja (México DF), Alhucema (España), Imago, Videncia, Sic, Alma Mater y Vitral, todas cubanas. Además en los suplementos culturales La tinta suelta (México DF), Hojas al viento (Cuba) y Hoja de poesía  (Estados Unidos).

Ha obtenido diversos premios nacionales de creación literaria y ensayística como: Varadero 1992, Ávila 1994, Regino Boti 1995, Navarro Luna 1998, Extraños Primores 1997 y 1998 y Eliseo Diego 1997. A su vez premio Casa de la Poesía del historiador de La Habana Vieja (en la Bienal Ada Elba Pérez) y Poesía de Primavera (cuaderno Un día magnífico para el pez plátano, junio de l999). Finalista en el concurso de novela Italo Calvino 2000. Fue distinguida con el Premio Vicente Iriondo 1998 (otorgado por la A.H.S. a creadores destacados) y el diploma Nicolás Guillén, que otorga la UNEAC.

Es Miembro de Honor de la AHS, Fundadora de la UNEAC en la provincia de Ciego de Ávila y actualmente labora como editora en Ediciones Ávila. Fue representando a Cuba al X y XI Encuentro de mujeres poetas en el País de las Nubes (noviembre del 2002 y 2003). Durante su estancia ofreció recitales en universidades, iglesias y centros culturales del DF y la ciudad de Oaxaca, entre los que se destacan el de Bellas Artes (DF) y el Convento de Santo Domingo (ciudad de Oaxaca). Invitada al V Encuentro de Mujeres Poetas en Puerto Rico (2003, pero el viaje no pudo efectuarse). Asistió al Encuentro de Escritores en Guadalajara en 2004. Allí ofreció recitales de poesía.

Prólogos y presentaciones de libros han sido expuestos en las Ferias Internacionales del Libro en Cuba y publicados en revistas digitales. Ha editado y prologado dos libros de poetas colombianas, el segundo de ellos, a dos manos con Ileana Álvarez: Memorias del caminante, de Graciela Rincón, y Magias y retablos, de Bella Clara Ventura.

Ha publicado además los libros de poesía: Escuerzos (Ed. Hermanos Loynaz, 2009) y Un libro de sombras (premio Eliseo Diego, Ed. Ávila, 2010).

En el 2014 la editorial Unión publicó su libro de cuentos En este pueblo no hay antílopes.

Én el 2015 obtuvo el premio de narrativa Hemanos Loynaz de Pinar del Río.

Obtuvo premio especial de la revista Videncia con la entrevista a Reynaldo González La vida siempre y a cada paso (2009). Además el premio Miguel Hernández, colectivo Giner de los Ríos, en Málaga, España (2010), que consiste en la publicación de una antología en homenaje al centenario del nacimiento de Miguel Hernández.

Coordinadora del libro de ensayos La vida siempre, y a cada paso, sobre Reynaldo González, en 2010.

En los primeros años de la década del 90 fue vendedora ambulante de brujas de espuma de goma. En esa labor estuvo alrededor de tres años. Hace como quince que tiene, en su propia casa, una librería de libros raros y de uso, que más que librería, se ha convertido en un centro cultural, donde se celebran tertulias y peñas no solamente espontáneas, sino también organizadas por el Centro de Promoción Literaria y la Asociación Hermanos Saíz.

Tiene un taller especializado de poesía, «El equilibrista», que en los dos últimos años, se ha convertido en un taller de perfil más amplio, a donde acuden narradores a leer y discutir sus obras.

Hace una peña cultural con carácter mensual, a la que se le llama «La peña de Carmen», a la que invita no solamente a escritores y artistas, sino también a personas y personajes que tengan algo bueno, ameno e instructivo que comunicar, como sicólogos, santeros, criminalistas y un largo etcétera.

Es, sobre todo, una promotora natural.

 

*(Este sujeto está pendiente de actualización)

Un pensamiento en “Carmen Hernández Peña

  1. Roberto Delgado Mejías

    Hace unos años, un amigo me recomendó que le llevara a Carmen un cuento que escribí para que me diera su valoración. Llegué a su casa, la saludé y me preguntó que género de literatura buscaba. Le dije: infantil. Comenzó a sugerirme libros y yo a comprar. Jajaja, gasté como cien pesos en libros y no tuve el valor de enseñarle mi cuento.
    Ahora estoy contento pues los libros comprados los leí y todavía los guardo, y el cuento, otro amigo, escritor, lo leyó, hace poco tiempo y me dijo que escribiera otro, que ese lo engavetara y un día lo reescribiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE