Archivo del autor UNEAC Ciego de Ávila

PorUNEAC Ciego de Ávila

Canarias y Cuba

En su perfil de facebook, nuestro querido historiador Toño, publica esta reflexión sobre una lectura emotiva sobre la personificación del canario.
 
 
Así era mi abuelo, pensé cuando leí a Pedro Trujillo Miranda, quien tenía una sección en la revista Islas Canarias, que se editaba en La Habana. En el número correspondiente al 5 de septiembre de 1912 publicó:

“Tipos Canarios. El baratillero”

Porque el canario no puede doblegarse a servir en el almacén, donde el dueño, cuando puede el dependiente tener un momento de descanso, le hace mudar una caja de un sitio a otro, por explotarle hasta el veloz segundo; porque el isleño no sirve para llevar librea, y doblegar la cerviz-, sus vértebras son tan duras como la lava del Teide, y no se pueden doblar al servilismo; porque al hijo de las Afortunadas no le place ser ordenanza, ni siervo: tiene la altivez del cartaginés y el orgullo del romano, la sencillez del fenicio y la robustez de la raza infortunada de los menceyes. Por eso iba el hombre con un altarito encima, dispuesto a descansarlo en una piedra, a su gusto, tienda, como la del árabe, de la que era señor y dependiente, con un par de quintales arriba; pero, sin ningún yugo encima. Por eso, los canarios no son mozos de café, no son sirvientes, no son ujieres, ni “zacatecas”y menos limpiabotas… Siempre solos. Trabajan mucho. No tienen más Dios que la familia, ni más amo que su persona. Aun cuando el servicio militar los llama, los veréis nostálgicos e inconformes.

https://www.facebook.com/josseantonio.quintanagarcia/posts/10225709356022223?__cft__[0]=AZVUC5Lx3kwUAKO4y0q7KErDB-e5P1F__LzeLDy5gwiSB3mknrAsa6WwPqwpiRKWd11auA5kPszngQbX-vaGrgu4RR9kTaSw4QY_Off8YpNMdajJAuCbRN1pDwpMRd6hxJM&__tn__=%2CO%2CP-R

PorUNEAC Ciego de Ávila

Ayer éramos inocentes jóvenes jugando bajo los naranjos…

 
(Para todos mis compañeros del IPUEC Maximiliano Ramos Ceballos 11
Por todos los que están y los que desde la memoria aun danzan el ultimo baile de graduación.)
 
Ayer éramos inocentes jóvenes jugando bajo los naranjos
La fila de contenedores recibía nuestra meta
Treinta jolongos de cítricos para evitar quedarte sin la fiesta del sábado
Desyerbar surcos hasta reventar tu juventud
Y ver estallar tu columna detrás de la guataca
Las yerbas dejándote su marca y tu buscando flores para poner en tu cabeza.
Metas de hombres impuesta a los niños
en la orden de hacernos hombres y mujeres de bien.
Con la corrección uniformada de azul aprendimos a marchar
A hacer formulas químicas,
a resolver teoremas que nunca nos mostraron la verdad de las cuentas.
Ahí tuvimos que hablar en otro idioma
Mientras escuchamos a oculta la canción de AC/DC
Era tan bajo el volumen
Que todos colgabamos nuestros oídos apretándonos a la radiocasetera
Para sentir la guitarra y creer largos nuestros cabellos
Rasurados a la medida de la hombría.
Como si el largo del pelo pudiera medirnos el coraje.
Debimos aspirar a ser de la juventud que llamaríamos patria
Y con vergüenza aceptar que
Por escribir a otro país,
por hablar de dios
Por la diversión e ideologia pautando las señales
Porque ser homosexual te segregaba
Te lacraba tan distinto para siempre
Por no ser 100 % lo exigido
Perderías tu carrera de humanidades
Tu derecho del alma hasta la estrella
La enseñanza siempre objetiva sobre nuestro intelecto
Materialismo dialéctico de los ochenta
Con libros impresos en Moscú.
El día era fugarse a otro preuniversitario
Para besar la ilusión
La tarde, nuestra hora de deporte
corriendo en las pistas de gravillas
Jugando ajedrez sin aceptar reinados.
Mientras los raros la padabamos leyendo otros libros soviéticos
La joven guardia como nosotros también queriendo crecer con su creencia.
Las noches, eran de mosquitos en el gran pasillo central……
PorUNEAC Ciego de Ávila

El creible acierto de una editorial

Por: Masiel Mateos Trujillo

(Tomado de su perfil de Facebook)

El Sistema de Ediciones Territoriales permitió la promoción de la obra creativa de escritores para niños y jóvenes. La literatura infantil en esta ciudad contó con la destacada participación de escritores que desde la poesía o la prosa, con el increíble acierto de jugar entre la verdad y la fantasia, mostrarían a cada lector el alto poder creativo que hay en ellos.

Tempranamente los editores de la Editorial ávila crearían la colección Jíbara, y la poeta y narradora Mayda Batista, con su siempre conmovedora escritura, abriría las puertas de este genero con su libro Caza luces. Comienza asi el extenso viaje de textos infantiles y juveniles.

Nombres como Dania Sori y Reyna Alonso merecerían los premios Puerta de Papel con el cual el Instituto Cubano del Libro distingue con reedicion a los libros mas populares, anualmente.

Se suman a esta fila autores como Ibrahim Doblado, Lina Leiva, Félix Sanchez, a los cuales deben y agradecen como maestros de su formacion la tropa de creadores que emergieron años después. Félix y Lina fundarían a partir de su experiencia los talleres de creacion literaria para niños y jóvenes. Félix crearia el taller Compay grillo en la ciudad de Ciego de avila que instruye a los adultos que escriben para niños. Lina, en Morón, crearía las Barcas de cristal con niños y adolescentes que escriben. Aparecerían desde este taller la rima que nos traslada a ciudades y tiempo en las décimas de Joel Lozada, o las travesuras de los personajes presentados por Ania Benítez, Idania Ocampo, Masiel Oropesa, Nelio Hernandez. También Dania Sori crearía el taller infantil y proyecto comunitario Mi sol.

En ediciones avila se ha creado un público. Muchos lectores buscan la fantasía en los textos de Belkys Reyez, Vivían Vila, y Luis Pacheco. Otros se enfrentan a las verdades de los niños en la sociedad cubana con Eduardo Pino, Fernando Sanchez, Llamil Ruiz y la propia Mayda Batista.

PorUNEAC Ciego de Ávila

Una crónica de José Antonio Quintana

(Tomado de su perfil de facebook)
 
En el batey San Fernando, sentados en una guardarraya, sobre la tierra roja, en shor, descalzos y casi siempre sin camisas, comíamos caña de azúcar mientras nos pasábamos el cuchillo para pelarlas e intentábamos arreglar nuestro mundo infantil, muy simple entonces. Allí estaba Ramoncito Iraola.
En 1988, el campamento de pioneros en la playa Santa Lucía nos acogió durante 15 días. Yo realizaba mis prácticas docentes, a Papin Contrera, intranquilo y rebelde, había que vigilarlo constantemente. Lo mismo quería nadar hasta el infinito, sin miedo, que podía escaparse a explorar otros lugares. Líder natural, siempre estaba rodeado de un grupo con quienes compartía aventuras y golosinas, porque eso sí, era generoso.
En la escuela del Macizo Cañero, años 1991 y 1992, la dura crisis económica nos agobiaba. Yo impartía 10 asignaturas a dos grupos. Ahora no podría. Como casi nunca desayunaba resultaba una bendición cuando la farmacéutica Nory nos traía una infusión o un pedazo de pan con algo o un dulce, o mangos que recogía su esposo Manolo. Sus hijas Lisset y Lisbet estudiaban en la escuelita. Año 2021, el municipio Venezuela sufre los azotes del Covid 19. La muerte, el temor, el dolor, la incertidumbre, junto con la escasez de medicamentos y alimentos mantienen en vilo a todos. Un ejército silencioso se enfrenta al virus, sin los recursos necesarios en centros hospitalarios y en consultas en los hogares. Arriesgan su vida a diario. Entonces, un grupo de hijos de ese pueblo, que aunque viven en otros países su alma nunca se ha ido del barrio natal, se unen, gracias a Internet, para ayudar. Y así encuentro nuevamente a Ramoncito, Nory, Papin, que tuvo el valor de hacer la convocatoria, y muchos más. Mantienen en sus corazones lo esencial. Van sumándose venezolanos por WhatsApp y comienzan las donaciones. De España, donde la situación económica es más difícil se hacen poninas de 20, 30 euros hasta completar 100. Nadie alardea, cero política, solo una obsesión: enviar ayuda humanitaria mediante emisarios dignos y valientes. No ganarán nada, solo se les pagará los gastos del viaje. Sí arriesgarán su salud y dejarán la zona de confort para asumir el estrés y sacrificio que supone viajar en estas condiciones anormales. Esa es nuestra gente auténtica, ningún manjar extranjero ha hecho que olvide sus orígenes. Y en esta madrugada siento volver a la guardarraya, a tratar de arreglar el mundo, aunque ya no lo veo tan simple, pero igual acompaño a muchos Ramoncito.
PorUNEAC Ciego de Ávila

Masiel Mateos Trujillo en Facebook

(Tomado de su perfil de facebook)
 
Mi familia, mis amigos,los artistas.
Mi pueblo enferma
y también mueren
Y mis ganas de gritar la rabia
se han congelado
También he de impedirme
La mala palabra que lanzo el héroe
Esta es mi batalla
Me digo mientras cuestiono a dios
Por los errores del hombre
Mía sera la culpa
Queda dictado
Mientras en las farsas se escudan
Las promesas que nunca creceran
Hay mil nombres que nunca se mencionaran
Hace 100 años también morimos
Y en cada rencarnacion nos toca el luto
La peste, la guerra,el cólera,toda pandemia
También huele a genocidios
La soledad de mi calle tiene un fragmento de guernica
También el dolor viste de adstracto
Mi familia mis amigos mi pueblo tiembla
Y yo no tengo brazos para cubrir sus fiebres
Impotente mi lengua se suicida
Sino puede gritar
Si no puede decir que el gris es lo que existe
Y no este sueños de arcoiris sin llovizna.